loader image

Cáncer a la Piel

 In Uncategorized

¿Qué es el Cáncer a la piel?

El cáncer de piel es el crecimiento descontrolado de células anómalas de la piel dando lugar a tumores malignos. La mayoría de este tipo de cánceres se deben a la repetida exposición de la piel a los rayos ultravioleta (UV) del sol sin protección. El 5% de los cánceres de piel son melanomas (crecimiento descontrolado de los melanocitos), y en el otro 95% se engloban el carcinoma basocelular (afectación de las células basales) o el espinocelular (multiplicación de las células escamosas)

Causas

La piel, al ser un órgano delicado, está propensa a enfermedades como el cáncer de piel. Este mal se presentará inicialmente en la epidermis, pero luego se materializa en la formación de tumores malignos. Las principales causas que producen esta enfermedad son:

Exposición a la luz ultravioleta (UV): La exposición a la radiación ultravioleta (UV) del sol juega un papel importante en el desarrollo de cáncer de piel.

Tener piel blanca: Las personas con una tez blanca, pelo rubio o pelirrojo, ojos azules y pecas tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de piel, igual que las personas cuya piel tiene tendencia a quemarse en lugar de broncearse.

Edad: La mayoría de células escamosas suelen aparecer después de los 50 años. Sin embargo, en los últimos años, el número de cánceres de piel en laspersonas mayores de 65 años se ha incrementado dramáticamente.

Sistema inmunitario debilitado: Las personas con sistemas inmunitarios débiles a causa de un trasplante de células madre o enfermedades como el VIH / SIDA y ciertos tipos de leucemia, tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de piel, particularmente el carcinoma de células escamosas.

Tabaquismo: Las personas que fuman tienen mayor probabilidad de padecer cáncer de piel de células escamosas, especialmente en los labios.

Tipos de Cáncer a la Piel 

Existen tres tipos importantes de cáncer a la piel, la mayoría de los cánceres de piel se denominan carcinomas basocelulares, que no son malignos, y solamente entre un 1% y un 5% son melanomas, el cáncer de piel más peligroso.

Carcinoma basocelular: El más común de todos los cánceres, aparece en las células pequeñas, redondas y basales de la capa superior de la piel o epidermis. Por lo general, descubierto en la cara, las orejas, los labios y alrededor de la boca, el cáncer de células basales rara vez se propaga y es casi 100% curable cuando se trata a tiempo. Sin embargo, si no se detecta, puede causar desfiguración.

Carcinoma de células escamosas: Se forma en las células escamosas planas parecidas a escamas de la epidermis. Normalmente se encuentran en la cara, las orejas, los labios, la boca, el cuello, las manos, los brazos y la espalda. A diferencia del carcinoma basocelular, el SCC se puede esparcir a otras partes del cuerpo

Melanoma maligno: El tumor maligno de más rápido crecimiento. El melanoma es un cáncer de los melanocitos. La enfermedad puede desarrollarse como un nuevo lunar (un lunar es simplemente un grupo de melanocitos), o como parte de un lunar preexistente. Altamente curable si se diagnostica y trata a tiempo. Cuando se propaga (hace metástasis), por lo general a los pulmones o el hígado, puede ser extremadamente difícil

 

Señales a considerar.

Las manchas en la piel aparecen en todas las personas como proceso del envejecimiento y del acumulo de daño cutáneo por las radiaciones ultravioletas. Aparecen más, cuanto mayor ha sido la exposición solar a lo largo de la vida y más clara es la piel, aunque también existen otros factores. Algunas de estas machas pueden ser el primer signo de una lesión premaligna o de un cáncer, por ello se aconseja revisarse la piel en casa de forma periódica (1 vez cada 1-3 meses) para buscar manchas o lesiones sospechosas y si encontramos alguna o tenemos dudas acudir rápidamente al médico.

Hay que fijarse especialmente en buscar:

  •   Manchas, lunares o lesiones de la piel que han cambiado de tamaño, color o forma.
  •   Cuando aparece una herida o úlcera que no cicatriza en 15 días, que continuamente se va abriendo o se mantiene abierta sin curar.
  •   Las lesiones persistentes que se tocan y son ásperas (como costras).
  •  Las manchas y lunares que tienen varios colores.
  •  Manchas, lunares que sangran.
  •  Manchas y lunares que pican.
  •  Aquellas manchas o lunares que son diferentes del resto.
  •  Las que son asimétricas.
  •  Las lesiones que son mayores de 5 milímetros.
  •  Las manchas o papulas que tienen una superficie brillante, como si fueran unaperlita

Como reducir el riesgo de cáncer a la piel

Las formas más importantes de reducir el riesgo de desarrollar un cáncer son: