loader image

Enfermedades cardiovasculares

 In Uncategorized

El cuidado cardiaco es un reto diario y no debe tomarse como una obligación, sino como una responsabilidad hacia la propia salud. la prevención de riesgos vasculares es esencial para reducir los trastornos y problemas sanitarios derivados de un incorrecto trato hacia nuestros corazon

Los efectos de las dietas malsanas y de la inactividad física pueden manifestarse por aumentos de la tensión arterial, el azúcar y las grasas de la sangre, sobrepeso u obesidad. Estos “factores de riesgo intermediarios” pueden medirse en los centros de atención primaria y señalan un aumento del riesgo de sufrir infarto de miocardio, AVC, insuficiencia cardíaca y otras complicaciones.
Está demostrado que el cese del consumo de tabaco, la reducción de la sal de la dieta, el consumo de frutas y hortalizas, la actividad física regular y evitar del consumo nocivo de alcohol reducen el riesgo de ECV.

Es posible reducir el riesgo de ECV:
Llevar una dieta equilibrada y saludable es esencial para prevenir enfermedades cardiovasculares. Elegir los alimentos adecuados ayudará a cuidarte y mantener una buena salud cardiovascular.

Las personas con sobrepeso y obesidad son más vulnerables ante el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. De ahí la importancia de cuidar la alimentación y mantener un control regular de nuestro peso.

El consumo de alcohol y tabaco es uno de los principales factores que hace que aumenten las probabilidades de sufrir una enfermedad cardiovascular. Lo ideal es no abusar de las bebidas alcohólicas y eliminar el tabaco por completo, ya que éste afecta gravemente a los vasos sanguíneos del corazón, el cerebro y las extremidades.

Realizar actividad física de forma periódica es muy beneficioso para el corazón. Está demostrado que las personas que practican ejercicio con frecuencia corren un riesgo menor de sufrir enfermedades cardiovasculares y problemas de tensión y colesterol.

Revisar y mantener controlados los niveles de colesterol y glucosa es de gran importancia cuando se trata de prevenir las enfermedades cardiovasculares. Además, también es recomendable comprobar de forma regular tu presión arterial y consultar a tu médico si se produce algún tipo de alteración.

TABAQUISMO : El 41% de la población adulta y el 35% de los jóvenes chilenos consumen cigarrillos.

SEDENTARISMO : El 80% de la población Chilena es sedentaria lo que Provoca Hipertensión, aumentos de colesterol y problemas arteriales.

OBESIDAD : La obesidad propicia la diabetes, hipertensión y problemas respiratorios. Más del 60% de la población tiene algún grado de exceso de peso (sobrepeso u obesidad).

COLESTEROL : Las grasas bloquea la circulación sanguínea. En Chile, el 35% de la población adulta tiene colesterol alto.

Fuentes: http://www.enfermeriaaps.com/portal/download/ENFERMEDADES%20CARDIOVASCULARES/Enfoque%20de%20riesgo%20para%20la%20prevencion%20de%20enfermedades%20cardiovasculares.%20MINSAL%20Chile%202014.pdf,

https://www.abchospital.com/como- prevenir-enfermedades-cardiovasculares/ http://www.hospitaljuancardona.es/blog/5-recomendaciones-para-prevenir-enfermedades-cardiovasculares