loader image

Síndrome postvacaciones

 In Uncategorized

¿Qué es el síndrome postvacacional?

Los expertos aconsejan no alargar las vacaciones hasta el día anterior de empezar a trabajar. Se recomienda volver de vacaciones un par de días antes para que la adaptación a la rutina sea más paulatina, empezando a habituarnos nuevamente a los ritmos de sueño y comida.

Es conveniente desarrollar alguna actividad de ocio que sea compatible con el trabajo para que no sea tan brusco el cambio y volver a retomar el ritmo que se tenía antes de vacaciones.Una actitud optimista y positiva ayudará también a superar este periodo de adaptación de una forma más rápida y llevadera.

El síndrome postvacacional, se puede definir como el estado que se produce en el trabajador al fracasar el proceso de adaptación entre un periodo de vacaciones y de ocio con la vuelta a la vida activa, produciendo molestias que nos hacen responder a nuestras actividades rutinarias con un menor rendimiento.
Este síndrome hace referencia a un estado de malestar genérico, con síntomas tanto psíquicos como físicos, afectando principalmente a personas jóvenes, menores de 45 años. También estos síntomas pueden aparecer en niños ocasionados por la vuelta al colegio, después de las largas vacaciones de verano, aunque en ellos es menos frecuente sobre todo si el niño se encuentra a gusto en el colegio.

Cómo se manifiesta

Sus síntomas pueden variar de tipología e intensidad según sea la persona, su entorno y sus responsabilidades u obligaciones, pero por lo general el síndrome postvacacional se caracteriza por un cuadro de características comunes al estrés y/o la ansiedad, tales como:

Síntomas físicos:

  • Cansancio generalizado.
  • Fatiga.
  • Faltadesueño.
  • Dolores musculares
  • Falta de apetito o de concentración. Síntomas psíquicos:
  • Irritabilidad.
  • Tristeza.
  • Falta de interés o nerviosismo.

Consejos para combatir el Síndrome postvacacional
Lo mejor para combatir el síndrome postvacacional es prevenirlo para evitar su aparición. Para ello, pueden llevarse a cabo algunas conductas como:

  • Programe su regreso con tiempo. No cometa el error de regresar de sus vacaciones el día anterior a su vuelta al trabajo. Tómese, al menos, un par de días para retomar sus rutinas
  • Aborde sus actividades laborales progresivamente. Dedique un tiempo a analizar qué tareas tiene que hacer,priorice las más importantes y urgentes y comience por las más sencillas y placenteras.
    Respete las horas de sueño. Aunque en sus vacaciones haya podido trasnochar y dormir de más o de menos, es importante que regularice sus ritmos
    de sueño tras su vuelta al trabajo. Evite las siestas, al menos los primeros días, y procúrese ocho horas de sueño reparador por la noche.
  • Modere el consumo de alcohol y cafeína. El alcohol es un depresor del sistema nervioso central que puede agravar los síntomas de apatía, depresión y astenia provocados por el síndrome postvacacional. El café y las bebidas con cafeína, por su parte, agudizan los síntomas de estrés.
  • Haga deporte. Además de ayudarnos a liberar endorfinas, unas pequeñas proteínas responsables de hacernos sentir felices, optimistas y relajados, el deporte hace posible que nuestra mente se libere del estrés al concentrarse en la ejecución del ejercicio físico.
  • Tenga paciencia. El síndrome postvacacional es pasajero. Una vez que se haya encarrilado en su rutina, los síntomas desaparecerán. Es cuestión de actitud y de tiempo.

Fuentes:
https://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%ADndrome_postvacacional

http://muysaludable.sanitas.es/salud/sindrome-postvacacional-podemos-aliviar-efectos/

https://www.abc.es/familia-vida-sana/20140902/abci-sindrome-postvacacional-septiembre- 201408201131.html, https://www.abc.es/familia-vida-sana/20140902/abci-sindrome-postvacacional-septiembre-201408201131.html